Entérate cómo es el candidato ideal de las empresas

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos pasado por el trago de tener que buscar trabajo, divagando desorientados entre ofertas y plataformas de empleo. Intentar deducir cuál es el candidato ideal de las empresas no es misión sencilla.

¿Daré el perfil? ¿Por qué no llaman si quiera si cumplo lo requisitos? ¿Estas preguntas rondan tu mente? Tranquilo, que no estás sólo. Estamos unidos en una causa común.

Por ello, queremos darte una serie de claves para que amplies tu visión de lo que la verdadera búsqueda de trabajo conlleva, y vayas más allá de lo comúnmente establecido.

¿Una pista? La clave del éxito se basa siempre en ir más allá.

Los matices que conforman al candidato ideal de las empresas

Ve tomando nota de lo que a continuación vas a leer, porque puede marcar un elemento diferenciador a la hora de que estudien tu candidatura a un puesto de trabajo.

1. El mito del expediente académico brillante

Ten en cuenta que los méritos formativos no lo suponen todo. Seamos sinceros, tu media de expediente por sí sola no va a definir tus posibilidades de contratación en el futuro.

Esto no quiere decir que la formación no tenga un papel importante, todo lo contrario.

Te lo resumiré de una manera muy sencilla: ser inteligente no es lo mismo que ser listo. Piénsalo.

Las empresas actuales aparte de aptitud, necesitan actitud. Valorarán por encima de todo que seas una persona proactiva, resolutiva y dispuesta a afrontar retos. Trabaja tus competencias personales.

imagen cómo es el candidato ideal de las empresas

2. Tu huella digital vende más de ti de lo piensas

Puedes estar seguro de que antes de que llegues a la entrevista de trabajo el seleccionador sabe más de ti de lo piensas. Y no, no pienses que me refiero al CV que le has enviado.

Es una práctica común que la empresa revise los perfiles sociales de los aspirantes para llevarse una impresión más real más allá de lo que le has querido mostrar de forma bonita en el currículum.

En un currículum tendemos a utilizar frases estándar a la hora de hacer alusión a nuestras competencias. Efectivamente, los profesionales en selección están hartos de leer lo responsable, competente o puntual que eres.

¿Te imaginas a alguien poniendo que tiende a llegar tarde al trabajo, que en realidad no tiene paciencia para tratar con la gente o que odia el trabajo en equipo? ¿A que no?

Incluso aunque podamos pecar de perfectos, las empresas necesitan crearse una percepción real de ti, de cómo eres en el contexto real. Y tus redes sociales hablan por sí solas.

Cuida todos los detalles y comparte información pública no comprometida si no quieres dar una imagen equivocada de ti.

3. Ser natural y humilde vende

Aunque esto te pueda parecer una obviedad, no lo es en absoluto. No pienses que por el hecho de cumplir con todos los requisitos exigidos en una oferta de trabajo tienes el puesto asegurado o eres el candidato ideal de las empresas.

Una actitud prepotente o de dar por sentado que lo sabes todo puede jugar en tu contra.

Muéstrate seguro pero humilde, y transmite tus ganas de seguir aprendiendo y lo que una nueva experiencia en la empresa te puede aportar.

4. Gente motivada que no le tema al cambio, el factor de oro

¿Y si te digo que la experiencia no lo es todo? ¿Me creerías? Sí, sé que estás harto de leer ofertas de trabajo con requisitos surrealistas, como el tiempo de experiencia.

El trabajo duro y la determinación te llevarán allá a donde te propongas ir. Tener una mentalidad flexible es lo que te guiará durante todo tu camino Clic para tuitear

«No tengo experiencia porque no tengo trabajo, pero no tengo trabajo porque tampoco experiencia.» ¿Te has encontrado alguna vez inmerso dentro de este bucle?

Pues déjame confiarte algo, en muchas ocasiones las empresas utilizan el factor de la experiencia como filtro. Digamos que es un factor que influye pero tampoco excluye.

Por mucha experiencia que se tenga, cada organización funciona de manera diferente, e igualmente será necesario que te adaptes a la nueva cultura de la empresa a la que llegues.

En definitiva, todo se trata de ACTITUD

Mostrar que tienes capacidad de adaptación y que tu mentalidad es abierta a cosas nuevas puede ayudarte a suplir el handicap de la experiencia.

Encontrar la adecuada plataforma de intermediación laboral para candidatos supone una gran ayuda en todo tu proceso de búsqueda.

El concepto tradicional de entrevista de trabajo va cambiando progresivamente hacia un enfoque más práctico.

Seguro te resultan familiares algunos procesos de selección en el que el perfecto candidato es aquel que mejor afronta pruebas o dinámicas que simulan situaciones reales.

¿Suena lógico verdad?. Bienvenido a la nueva era laboral. Ya eres el nuevo candidato ideal de las empresas.

Y si te ha gustado ya sabes, ¡comparte y que llegue hasta Marte!

Deja un comentario